Estiramiento diario: nueve razones para comenzar hoy

Dec 12, 2022 9:24:37 AM

Newsroom Subpage Image

No hay nada como un buen estiramiento que nos despierte y nos dé más energía (y flexibilidad). La necesidad de levantarnos y estirar los brazos por encima de la cabeza cuando nos sentimos cansados ​​es casi automática. Entonces la pregunta es, ¿por qué no hacemos estiramientos más seguido?

Nuestro equipo de coaches está aquí para motivarnos, compartiendo los beneficios del estiramiento diario y recomendando algunos de sus favoritos para comenzar.

 

EMBED VIDEO

 

Motivos para estirarte todos los días

 

Si bien el estiramiento es muy importante antes y después del ejercicio, también es excelente hacerlo varias veces a lo largo del día.

Estar sentados por largos períodos de tiempo es difícil para nuestro cuerpo, pues se ejerce más presión sobre las articulaciones y ciertos músculos en otras áreas del cuerpo. Por ejemplo, las caderas y los glúteos tensos pueden causar dolor en la espalda baja y en las rodillas.

Este ciclo puede conducir a una tensión crónica, debilitando nuestros músculos y provocando un desgaste innecesario.

El objetivo de los estiramientos es permitir que las articulaciones y los tejidos se muevan libremente en todas las direcciones.

 

Nueve razones para estirar todos los días

 

  1. Cuando estamos cansados ​​nuestros músculos se tensan y esto puede hacernos sentir aún más agotados. El estiramiento aumenta el flujo sanguíneo y la circulación, activando nuestras articulaciones y músculos.
  2. El estiramiento fomenta la liberación de endorfinas, manda oxígeno a nuestro cerebro (para pensar con más claridad) y ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo.
  3. Ayuda a promover el crecimiento celular y la función óptima de los órganos.
  4. Los estiramientos, especialmente los estiramientos de rotación, mejoran la postura y mantienen nuestra columna dorsal sana y feliz.
  5. También limitan las lesiones y favorecen la recuperación muscular postejercicio. (Después de un largo día de trabajo o de un entrenamiento muy duro, algunos estiramientos estratégicos ayudan a reducir el dolor del día siguiente).
  6. Los expertos en fitness recomiendan el entrenamiento de flexibilidad (otra manera elegante de nombrar los estiramientos) para cada grupo muscular importante dos o tres veces por semana, para mejorar la salud y reducir el riesgo de lesiones.
  7. Estirar los isquiotibiales (parte trasera de los muslos) y las caderas puede aliviar la tensión en la espalda y reducir significativamente el dolor en esta área.
  8. Puedes aprovechar los estiramientos como una forma de relajación al final del día y además ayudan a mejorar el sueño.
  9. Estirarnos nos pone en contacto con nuestro propio cuerpo para que seamos más conscientes de cómo nos sentimos y de lo que necesitamos. Cuando se produce tensión y rigidez, podemos actuar mucho antes de que surjan problemas crónicos.

 

Cómo iniciar una rutina diaria de estiramiento

Comienza tu día con una rutina rápida y fácil mientras preparas tu café. Lo mejor es estirarte después de una ducha o un baño caliente (mientras los músculos están tibios), pero si prefieres estirarte justo después de despertar, recuerda hacerlo despacio y con calma. Asegúrate de incluir estiramientos de apertura de la parte superior de la espalda y el pecho, estiramientos laterales, giros de columna, estiramientos de cuádriceps, de isquiotibiales y algunas inclinaciones hacia adelante.

 

Algunos estiramientos para comenzar:

  • Coloca el pie sobre una silla, uno a la vez, flexionando los dedos hacia el techo, para estirar los isquiotibiales.
  • Extiende un brazo hacia arriba y hacia el lado opuesto para estirar el torso y el costado del cuerpo. (Repite en ambos lados).
  • Engancha tus manos detrás de tu espalda mientras estás de pie y empuja tu pecho hacia adelante. (También se dice que esto abre la energía del corazón).
  • Acuéstate boca arriba y sostén las plantas de los pies en el aire en forma de U, como lo haría un bebé en su cuna (esta postura también se conoce como "bebé feliz"). Este estiramiento es profundamente relajante y es mejor si lo mantienes de 2 a 5 minutos.
  • Antes de hacer ejercicio, haz estiramientos dinámicos que imiten el ejercicio que estás a punto de hacer. Por ejemplo, si vas a trotar, dibuja lentamente una línea vertical con el pie para simular el movimiento de trotar. (Con los estiramientos dinámicos siempre estás en movimiento).
  • Otros movimientos imprescindibles son abrir las caderas y aflojar la espalda.

Es sorprendente la diferencia que pueden hacer de 5 a 10 minutos diarios de estiramientos por la mañana, además de tomar breves descansos para estirar a lo largo del día. Tu estado de ánimo, tu productividad, tu postura y tu salud en general te lo agradecerán.